martes, 22 de noviembre de 2011

Ensayo 3: Planeta Tierra: la casa de todos.

Ensayo sobre el Planeta
Universidad de Navarra

Planeta Tierra: la casa de Todos.

Este ensayo es realmente complicado por la dificultad que entraña decir nada nuevo o nada que no se sepa, simplemente en estas líneas trato de expresar lo que veo y lo que siento, de aportar datos ya se encargan los científicos, y por desgracia casi siempre son demoledores.

Los problemas medioambientales son múltiples y nos afectan a todos: deforestación, desertificación, contaminación de las aguas y del aire… Y cada vez son más los expertos que auguran catástrofes naturales por no detener ya esta destrucción de nuestro planeta: nuestra casa.
Vivimos en un mundo tan globalizado que la contaminación que producimos en occidente afecto a todo el mundo, al igual que la tala indiscriminada del Amazonas nos afecta aquí.

¿Pero se están llevando a cabo medidas para detener esta destrucción? En el caso de la Unión Europea y España se han hecho grandes avances, como las grandes inversiones en energías renovables (en Navarra el 75% de la electricidad es renovable), protección de ecosistemas y directivas por parte de la UE con el objetivo de reducir la contaminación y la protección del medioambiente.

Pero, ¿es suficiente lo que se hace en el ámbito europeo? Claramente no. Cada año que pasa el nivel de contaminación sigue aumentando, los espacios naturales están más deteriorados y cada vez son más las especies que están en peligro de extinción. Y en el ámbito planetario la situación es aún peor. Los EEUU no ponen ningún remedio real a este problema, los países en desarrollo explotan de forma desenfrenada sus recursos naturales para que además sean empresas las que se beneficien de de esos recursos y no los ciudadanos del país.

¿Se puede mejorar la situación? Muchos expertos dan gran variedad de soluciones, pero la que de verdad atajaría el problema es también la que por ahora no estamos dispuestos a aceptar: un cambio en el modelo de vida occidental. Hay que reconocer que los occidentales vivimos muy cómodos con nuestro nivel de vida, con la opulencia que nos rodea, con el consumismo descarriado y la avaricia. Siempre queremos más, más comida que luego tiramos, más ropa que luego no usamos, más coches para usarlos una vez a la semana. Si todos los seres humanos vivieran al nivel occidental necesitaríamos varios planetas tierra para satisfacer las necesidades de todos.

Pero el cambio es posible, y no solo posible sino imprescindible y necesario. Una de las cualidades del ser humano es la gran capacidad que tiene de adaptarse al medio y adaptar el medio a las necesidades del ser humano. El problema es que ya no se adapta, sino que modifica el entorno por completo. Hay que buscar el punto medio entre adaptarnos nosotros al medio y adaptarlo a nosotros. Si no lo hacemos en mucho menos tiempo del que creemos este planeta será inhabitable.

Espero que no sea demasiado tarde para cuando despertemos de este sueño de opulencia insostenible, y seamos capaces de cuidar aquello que nos mantiene vivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario